La razón de ser de las grandes marcas del mundo, ha estado concentrada en encontrar el producto y/o servicio perfectos, una meta compleja y difícil de lograr.

Este objetivo no solamente corresponde a las áreas de desarrollo del producto/servicio, y de marketing, sino que además se convierte en una misión de toda la organización.

Esto, al punto que quizás de manera inconsciente, la principal intención es ofrecer el producto/servicio perfecto para satisfacer a los clientes, y sacar ventaja a los competidores.

Es un proceso que va de la mano de la innovación, de proponer nuevos alcances, porque finalmente el cliente es el que goza del verdadero “value” y quien tiene la última palabra para absolver, premiar o condenar tu marca.

A continuación, te presento las características que tu producto/servicio debe reunir para que sea perfecto:

 

1. CALIDAD: Si ofreces un producto/servicio de calidad, felicitaciones: empezaste bien. Sin embargo, la única manera de saberlo es llevando a cabo una validación con el consumidor, para determinar si las propiedades de tu producto /servicio cumplen las especificaciones mínimas óptimas para solucionar su problema o necesidad.

2. TIEMPO DE ENTREGA: Es una de las promesas clave, y básicas, en la que el cliente reconoce alto valor. El cumplimiento en los tiempos de entrega para muchas empresas es el “Talón de Aquiles”, cuando debería ser una de las principales fortalezas. Hoy, la tecnología y el marketing digital, pueden contribuir a resolver algunos problemas relacionados.

3. DIFERENCIACIÓN: Dentro de los atributos del producto/servicio debes agregar valor, de manera que resulte diferenciador en relación al de tus competidores. Hay muchas alternativas mediante las que puedes establecer ventajas competitivas, por ejemplo: crear una marca que genere estatus, entrega del producto/servicio en un tiempo limitado, precios insuperables, etc.

4. RECURRENCIA: Los bien llamados “servicios adicionales” son los productos/servicios complementarios de tu portafolio. Cuando tu cliente se encuentra satisfecho, seguramente acudirá a ti para consultarte o contratar productos o servicios complementarios.

5. POSVENTA: Debes ser preciso y claro con las políticas de garantía, porque son el respaldo y la seguridad con las que cuenta el cliente para generar confianza en el producto/servicio, y por supuesto en la marca.

6. REFERIDOS: Lograr que un cliente, te recomiende es realmente satisfactorio para toda la empresa. Es una de las principales fuentes para generar mas clientes, y la mejor manera de medir que ofreces un producto/servicio de calidad.

7. RENTABILIDAD: Un buen plan financiero, está acompañado de flujo de caja y un análisis de resultados, que, considerando las estimaciones, y números aproximados, procura ser lo más preciso posible en cuanto a sus metas de rentabilidad. Recuerda que la rentabilidad es la relación entre la inversión y la utilidad, y que cada sector económico establece distintos márgenes.

Todo esto se resume en que tu cliente debe encontrar satisfacción y orgullo al haber adquirido tu producto o servicio. Cuando esto suceda, podrás decir que ofreces el producto/servicio perfecto.