Featured Image

Marketing… ¿en salud?

Para los profesionales de la salud, bien sea médicos, odontólogos, fisioterapistas, enfermeros, entre otros, resultaría algo polémico mezclar los negocios con la salud, su código de ética médica no se lo permite y prima el altruismo. Sin embargo, estos profesionales no pueden ser indiferentes al marketing en salud.

Las clínicas, hospitales, laboratorios clínicos, clínicas odontológicas, médicos especialistas entre otros, ya se han dado cuenta de la importancia del marketing dentro de sus roles, y poco a poco han estado incorporando dentro de su entorno, el afianzar mejores relaciones con sus pacientes y la comunidad en general. La competencia lo está haciendo y nadie quiere quedarse atrás.

(Ver: 5 miedos que todos sentimos al momento de invertir en internet)

A continuación, compartimos 5 tips fundamentales en MARKETING EN SALUD, y que seguramente te ayudarán a diferenciarte en el sector:

  1. Identifica con claridad quiénes son tus pacientes o usuarios.
  2. Ten una cultura del buen servicio y ojalá una complementación en gerencia del servicio.
  3. Conoce tu campo de acción y a tus colegas.
  4. Dispón de un Web Site.
  5. Mantén activas tus redes sociales.

Si tienes en cuenta estos aspectos, seguramente estarás por el buen camino del mundo digital.

También te puede interesar: facebook o instagram cual red social usar.

Featured Image

5 miedos que todos sentimos al momento de invertir en internet .

Todavía me encuentro emprendedores y empresarios a los que no les interesa saber de marketing digital. Les cuento que hoy, no es normal considerar no querer saber nada del mundo digital, porque no es posible sobrevivir en un panorama de negocios cada vez más competitivo; quienes no estén en internet, están destinados a desaparecer.

(Ver: ¿Cómo saber si mi producto servicio es perfecto?  )

Sí, el avance del internet ha revolucionado todas las industrias, hasta los seres humanos hemos  cambiado comportamientos a raíz de su presencia, es inevitable existir sin hacer uso de el. Y, esto no es un capricho, no es una idealización y menos una fantasía; simplemente no hace parte de nuestro control. El mundo de los negocios continúa avanzando, cada vez van más rápido y los clientes sin duda cada día son más exigentes.

Entonces, es normal sentir miedo, a todos en algún momento nos ha sucedido una circunstancia que por más que esté de moda, nos atemoriza incursionar en ella, pero también es un error quedarnos con la duda y no explorar nuevos mundos. En este reto de supervivencia empresarial, se nos presentan diferentes tipos de miedo, por eso te quiero compartir los 5 miedos que casi todos sentimos al momento de invertir en internet.

( Ver: 10 claves que debes tener en cuenta para vender por internet )

  1. Miedo a perder mi privacidad: Es casi imposible, que no aparezcas en ninguna base de datos, un contrato con el gobierno, una firma digital, un formulario etc; desde el momento en que nacemos ya tenemos una existencia de nuestros datos en la nube, así como desde el momento en que tenemos un teléfono celular.
  2. Miedo a perder dinero: Cualquier empresa o proyecto de emprendimiento requiere inversión en publicidad, desde hacer unos flyers, pautar en un periódico local, o en televisión etc. Te aseguro que publicitar en internet es mucho más efectivo y rentable.
  3. Miedo al tiempo: La administración del tiempo es la excusa perfecta para las tareas de marketing, al final, se termina considerando que el mercadeo, es la columna vertebral del desarrollo del negocio.
  4. Miedo a los altos costos: Solo tú conoces las finanzas de tu empresa o proyecto de emprendimiento; la pregunta es: ¿Cuánto estas vendiendo actualmente y cuantas esperas vender? ¿Si inviertes en una estrategia de marketing digital, cual es el resultado que esperas y cuanto estas dispuesto a invertir?
  5. Miedo al cambio: Tranquilo(a), no es tu culpa; pero no puedes vendarte los ojos y no querer mirar a un camino donde la transformación es inevitable, donde el cambio ya llegó y nos toca estar a la vanguardia del mundo digital.

Si te identificas con alguno de estos miedos, tranquilo, quiero decirte que no estás solo y me gustaría acompañarte en este proceso. Si tienes infinidad de dudas, incluso sino las tienes pero quisieras incursionar en el mundo digital y hacer crecer tu negocio, solicita tu consultaría con nosotros.

También podría interesarte: ¿facebook o instagram? ¿cuál red social usar?

Featured Image

El cliente NO tiene la razón ¿quieres saber por qué?

“Me responden por la garantía”

Érase una vez, una empresa dedicada a la comercialización de productos de tecnología.  Un cliente, al que llamaremos «Nicolás», se interesó por comprar un televisor de 55 pulgadas – Smart TV.

Tras considerar varias opciones, y de recibir el acompañamiento de uno de los asesores de la tienda, «Nicolás» decidió comprar un modelo existente fuera de línea, y que además era de mostrador; por esta razón, estaba disponible con un cincuenta por ciento de descuento, y sin garantía (la de estos productos normalmente se extiende durante un año).

Al décimo mes, «Nicolás» se acerca al establecimiento a reclamar por la garantía, se verificó la factura de compra y obviamente el producto se encontraba fuera del soporte.

Una vez se le informó al cliente, este estalla enfurecido, insultando al asesor, y protagonizando un escándalo público en medio de todos los clientes; inmediatamente se procede a llamar al administrador de la tienda para darle manejo a la situación, ahora relativamente controlada.

En consecuencia por lo sucedido, la tienda ofrece al cliente dos opciones:

1. Reparar el artículo sin cobrarle la mano de obra; en cuyo caso el cliente sólo asumiría el valor del repuesto necesario.

2. Llevar uno nuevo, con la garantía de un año; a la que la empresa suma otro, de garantía extendida; tres meses de suscripción a la plataforma ‘Netflix’, una antena TDT, y una base.

El cliente, muy ofuscado, y con una actitud desafiante, rechaza las dos opciones, anunciando que instauraría una demanda en contra de la tienda, y se marcha.

ANÁLISIS DEL CASO:

Hay infinidad de situaciones en las que el cliente NO TIENE LA RAZÓN. La frase «EL CLIENTE SIEMPRE TIENE LA RAZÓN» se manipuló y malinterpretó, asumiéndose de una manera trivial, y a veces como “caballito de batalla” por parte de los vendedores, eliminando la connotación real que expresa.

Este lema, lo que intenta es proporcionar un peso de alto valor a las quejas y reclamos de los clientes, de manera que todos los empleados de la organización concedan prioridad a sus requerimientos. Es decir, en aras de encontrar una solución ágil, y de implementar mejoras que finalmente impacten positivamente en las ventas y en la rentabilidad de la empresa.